Como limpiar un sofa

A la hora de saber cómo limpiar un sofá quizás lo más importante sea conocer por qué se ensucia y las causas por las que se mancha, de esta manera evitaremos futuras manchas y lograremos una prevención que a la larga nos hará ahorrar en tiempo de limpieza o en dinero si compramos un sofá nuevo.

Limpiar un sofa

Usar a diario el sofá lo acaba dejando sucio, con la tapicería manchada, con pelos y restos de comida etc. Dejar el sofá como nuevo requiere una limpieza muy a fondo. En los supermercados seguro que puedes ver cientos de productos específicos para la limpieza de un sofá. Estos productos pueden resultar muy caros y el resultado final no ser lo que esperabas. Tampoco recomendamos que a la primera de cambio acudas a pedir ayuda a un profesional de la limpieza porque podría salir muy caro también, por todo ello, te invitamos a que sigas leyendo porque vas a prender cómo limpiar correctamente un sofá sin utilizar productos muy caros y sin dañar ni estropear la tapicería del sofá.

Soluciones para las manchas de tinta

1 – Pasar la aspiradora

Las aspiradoras, por lo general, tienen un accesorio que se acopla al tubo y que es específico para limpiar el sofá. Mediante este accesorio podemos absorber las partículas de suciedad de la tapicería, el polvo y otros desechos. Este es sin duda el primer paso antes de limpiar nada, igual que tenemos que barrer un suelo antes de pasar la fregona, necesitaremos aspirar la suciedad del sofá antes de limpiar con otros productos. Recomendamos pasar la aspiradora al menos una vez por semana y limpiar el sofá a fondo una vez al mes.

Aspiradora en sofa

2 – Preparar una mezcla de productos.

Existen muchos productos comerciales en el mercado específicos para sofás, para sillones, para pieles de cuero etc. Estos productos suelen ser bastante caros y los resultados pueden ser a veces inapreciables. Nosotros aconsejamos que usted mismo prepare una mezcla casera que seguro saldrá más barata, sin productos químicos que dañen el medio ambiente ni su salud y que dejara unos resultados muy buenos.

Mezcla de productos

Se trata de mezclar un vaso de agua caliente con un buen chorro de jabón líquido sin parabenos, como el que podemos usar para limpiarnos las manos. Mezclamos muy bien todo con una batidora de modo que se quede blanquecino y con espuma. Con este líquido conseguiremos limpiar sin miedo a intoxicarnos ni a dañar la superficie del sofá.

3 – Aplicar el producto.

Para aplicar este líquido usaremos una esponja limpia o un cepillo muy suave, ya que si usamos otro tipo de trapo podemos arañar y dañar para siempre el sofá. Mojaremos la esponja en el liquido y lo aplicaremos en el sofá con movimientos circulares, siempre de arriba hacia abajo para evitar que las gotas o derrames caigan sobre la zona ya limpiada.

esponja para sofa

4 – Eliminar la espuma

 No es bueno que hay espuma sobre el sofá, el exceso de espuma puede decolorar la tapicería al secarse, por lo que recomendamos pasar una espátula de plástico e ir recogiendo el exceso de espuma. Podemos usar un trapo limpio mojado en agua fría para aclarar el resto de la superficie del sofá.

Aplicar el producto

5 –  Dejar secar.

Por último, dejaremos que el sofá se seque al aire, abriendo las ventanas, o usando ventiladores que apunten hacia el sofá, de este modo, en pocas horas lo tendremos seco.

Vídeo de limpieza utilizando alcohol:

Consejos finales:

Para mantener el estado de limpieza y que dure mucho más, recomendamos tomar precauciones a la hora de consumir alimentos. Utilizar un plato para recoger las migas, no apoyar restos de comida sobre la tapicería, y en caso de derrame de alguna bebida, limpiarla y secarla tan pronto como se pueda para evitar que la mancha se quede de manera permanente. La rapidez es vital para conseguir un buen resultado.

One Response

  1. Sandy - Lavado de salas septiembre 25, 2017

Leave a Reply