Como limpiar un teclado

Se dice que un teclado normal de ordenador que cualquiera de nosotros utilizamos cada día, puede contener más bacterias que la taza del baño, y aunque esta afirmación pueda parecer muy exagerada o lejos de la realidad, el caso es que los baños, por lo general, se limpian cada muy poco tiempo.

Es fácil de ver si los baños están sucios o no, pero en cambio, los teclados de ordenador casi nunca se limpian, se ensucian muy fácilmente, entre las rendijas de las teclas cae el polvo, pelos, células muertas de la piel, ceniza, restos de comida… y son claramente el mayor foco de bacterias que tenemos en la casa o en la oficina.

Un teclado sucio puede afectar a su correcto funcionamiento, afectando y atascando las teclas. Basta con que una sola tecla no funcione correctamente para que el teclado completo no sirva para nada.

Por todo ello, aconsejamos limpiar de vez en cuando el teclado. Para la limpieza general o rápida, la cual podemos hacer una vez a la semana, no es necesario abrir el teclado, pero para la limpieza profunda, recomendada al menos una vez al año, será necesario coger un destornillador o similar y mediante la acción de palanca, quitar una a una las teclas.

Teclado sucio

Tenga en cuenta que la apertura, por lo general, invalida su garantía si la tuviera aun en vigor, si por lo que fuera se dañase el teclado durante la limpieza, la marca o casa no se haría cargo, por lo que la decisión debe ser meditada antes de abrirlo. Nosotros vamos a mostrar dos maneras de limpieza del teclado sin tener que abrirlo. La limpieza profunda requiere más pericia y la posibilidad de romper alguna tecla. Para el caso de teclados baratos, por supuesto, es muy recomendable seguir la limpieza hasta el final sin miedo a estropearlo.




Limpieza general del teclado:

1 – Extraer el teclado.

Apagamos el ordenador. Una vez que el ordenador está apagado y sin corriente eléctrica, es cuando quitamos el teclado y no antes. Con el ordenador encendido no se recomienda quitar el teclado porque pueden dañarse ambos. Es diferente el caso de los teclados USB, en cuyo caso, debemos buscar con el puntero del ratón, en la parte inferior derecha de la pantalla, más o menos donde está el reloj, un icono que tiene una flecha (color verde), se le da clic sobre él, y se elige la opción de “retirar” o “desconectar” software con seguridad. De esta manera podremos quitar el teclado USB sin daño alguno.

 teclado usb

2 – Ponerlo boca abajo.

Vamos a tratar de poner el teclado boca abajo, y no sabemos qué es lo que va a caer ni lo que nos vamos a poder encontrar, por ello, recomendamos hacer esta operación en un lugar apartado, colocar un papel de periódico en el suelo y girarlo de modo que la suciedad caiga sobre el periódico.

Es conveniente ir pulsando teclas y agitando el teclado enérgicamente en diferentes ángulos, de modo que la suciedad estancada vaya encontrando el camino y caiga fuera del teclado. También se puede ayudar con una pera de aire, de las que usan los fotógrafos para quitar partículas del interior de las cámaras. Otra forma de insuflar el aire al interior la podemos lograr usando un secador de pelo, o un spray de aire, de esos que venden para hacer ruido en los campos de futbol.

Pera de aire

Simplemente vaya insuflando aire entre las teclas y luego gire el teclado agitándolo para que la suciedad y las partículas caigan.




3 – Limpiar las teclas

Para terminar la limpieza rápida o general del teclado, empaparemos un poco de alcohol en algodón y lo aplicaremos sobre todas las teclas. El alcohol se evapora muy rápidamente por lo que en poco tiempo tendremos el teclado limpio, seco y preparado para trabajar.

Algodon y alcohol

Limpieza profunda del teclado:

Si no nos conformamos con la limpieza general o rápida del teclado, podemos profundizar en la limpieza, para lo cual necesitaremos un destornillador o similar para poder hacer palanca.

Se trata de meter la punta del destornillador entre las teclas y hacer palanca suavemente hasta escuchar un “Crick” que significa que la tecla se ha salido de su guía. Una vez quitadas las teclas, podemos limpiarlas una a una en profundidad, bajo el grifo, en la lavadora o como queramos. De esta manera evitamos acercar líquidos al teclado, ya que un derrame de agua o de café podría arruinarlo completamente.

Quitar teclas con destornillador

Otra forma de limpiar las teclas es meterlas en un calcetín, hacerle un nudo, y lavarlas en la lavadora o incluso en el lavavajillas.

 Para colocar de nuevo las teclas, fijarse bien que estén completamente secas, y simplemente colocarlas en su lugar y presionar hasta hacer “clic”. Podemos ayudarnos con un secador para facilitar el secado de las teclas.

Teclas sueltas

Sé que no hace falta decirlo, pero si coloca la tecla de la letra V sobre la letra B, no cambiará la configuración del teclado. Aunque coloque todas las teclas mal puestas, el teclado seguirá funcionando como al principio. Por ello, recomendamos que antes de quitar las teclas, haga una foto de su teclado y luego lo recomponga en el mismo orden.

Qué hacer en caso de que caiga un líquido en el interior del teclado.

 Aquí el tiempo es fundamental y va en nuestra contra, por ello siga estos pasos rápidamente:

1 – Desenchufa el teclado. Olvídate de quitarlo con seguridad o estar apagando el ordenador. No hay tiempo, por ello, simplemente desenchufa el teclado para poder manejarlo con más facilidad.

2 – Pon el teclado boca abajo y agita con energía.

3 – Estando el teclado del revés, mediante un trapo, vete secando toda la superficie de las teclas mientras agitas el teclado hacia los lados.

4 – Deje el teclado toda la noche así boca abajo que se vaya secando.

5 – Si tiene un recipiente estanco grande o una bolsa de plástico que se cierre hermética, puedes probar a hacer un truco que también funciona con los teléfonos móviles mojados. Se trata de meter el teclado en la bolsa junto con arroz. Que el arroz cubra por completo al teclado. Se cierra la bolsa o el recipiente herméticamente y se deja actuar toda la noche. El arroz tiene la capacidad de absorber la humedad.

6 – A la mañana siguiente, enchufa el teclado y comprueba si funcionan correctamente todas sus teclas.

Cómo limpiar un teclado de un notebook o un portátil.

Para limpiar el teclado de un notebook o el teclado de un portátil tendremos que seguir otro tipo de indicaciones, ya que no es posible extraer el teclado y tampoco podemos ni debemos quitar las teclas una a una como con el resto de teclados.

Limpìar teclado de un portatil

La limpieza en este tipo de teclados consistirá simplemente en girar todo el notebook o portátil boca abajo y dejar que caiga la suciedad. Igualmente, podemos usar un bastoncillo de algodón con alcohol para limpiar poco a poco toda la superficie de las teclas.

3 Comments

  1. J. Luis Monfort Llabinés marzo 7, 2016
  2. Electrónico 1966 diciembre 16, 2016
  3. WILLIAM JAMES DAHL octubre 10, 2017

Leave a Reply