Cuando hay demasiada cera en los oídos, éstos suelen obstruirse. La cera, es una parte muy importante del sistema de defensa natural de nuestro cuerpo, pero una acumulación excesiva de suciedad, bacterias, de exceso de cerumen y de otras cosas, pueden disminuir la capacidad auditiva. En ésta página le daremos una serie de consejos para limpiar los oídos.

Oido sucio

Primer método: Tratamiento casero:

1 – Lo primero que tiene que hacer, es estar seguro de que no tiene una infección en el oído, o un tímpano perforado, ya que si procedemos a la limpieza de los oídos con alguna de éstas afecciones, puede ser muy peligroso. Para determinar si el problema es mayor, tendrá que pedir hora a un médico especialista.

Los síntomas de una infección en el oído pueden ser:

-Fiebre.

-Vómitos y diarrea.

-Secreción verde o amarilla en los oídos.

-Dolor persistente y severo de oídos

2 – Una vez hemos determinado que no tenemos infección de oído o un tímpano perforado, procederemos a ablandar la cera que tenemos en el interior del oído. Podemos ablandar la cera de dos maneras, comprando en la farmacia una solución de limpieza de peróxido de carbamida o bien hacer un preparado casero.

Preparados caseros para limpiar los oídos:

-Con 1 o 2 cucharaditas de agua oxigenada.

-Con 1 o 2 cucharaditas de aceite de oliva.

-Con 1 o 2 cucharaditas de glicerina.

3 - Tendremos que introducir en el interior del oído uno de éstos preparados, el que nosotros elijamos. Podemos hacerlo con la ayuda de un gotero, de una pera de goma, de una jeringa de plástico o de lo que tenga a mano en casa. Llenaremos el aplicador con la solución, y pondremos una cantidad suficiente, para poder llenar el conducto del oído.

4 - Inclinaremos la cabeza hacia un lado, para introducir la solución en el interior del oído. Cuanto más vertical tengamos la cabeza, mejor penetrará la solución. Nos acostaremos sobre éste lado, si es posible, y pondremos algunas toallas debajo de la cabeza para recoger el exceso de solución.

Inclinar oido

5 - Introduciremos la solución en el oído muy lentamente. Colocaremos el extremo del aplicador unos centímetros por encima del canal auditivo, nunca lo pondremos dentro.

Si ha utilizado agua oxigenada, es posible que escuche un ruido de burbujeo o estallidos. No se preocupe, esto es totalmente normal.

6 – Dejar actuar la solución durante unos minutos. Tiene que mantener la cabeza inclinada hacia un lado, y dejar que la solución actué durante un cierto tiempo. Para disolver la cera del oído, aconsejamos dejar la solución de 5 a 10 minutos.

Si ha utilizado agua oxigenada, tendrá que dejar la solución en el interior del oído, hasta que ya no escuche el ruido de burbujeo o estallidos.

7 - Una vez pasados los 5 o 10 minutos, drenaremos el líquido que tenemos en el interior de la oreja. Mantendremos un recipiente vacío debajo de la oreja, o pondremos una bola de algodón en la parte exterior de la oreja. Seguidamente inclinaremos la cabeza lentamente hacia el centro, para permitir que el líquido drene hacia fuera.

Recipiente para limpiar oidos

Tenemos que tener especial cuidado, en no presionar la bola de algodón que nos hemos puesto en la oreja. Ésta la tenemos que mantener ligeramente apoyada en la parte exterior de la oreja, para recoger el líquido que saldrá de ella.

8 - Una vez hemos conseguido que la cera se ablande, procederemos a sacarla. Cogeremos una perilla de goma, la llenaremos de agua tibia y tiraremos un chorro de agua en el oído. Para facilitar la entrada del agua en el oído, tiraremos del lóbulo de la oreja hacia arriba y hacia fuera para abrir el canal del oído.

perilla

9 - Puede ser necesario repetir el proceso dos veces al día, pero nunca más de cuatro veces al día.

10 - Una vez hemos terminado el lavado del oído, tenemos que sacar el líquido de su interior. Para ello, colocaremos una toalla alrededor de la oreja, e inclinación de la cabeza hacia el otro lado para drenar el agua. Acaricie suavemente la parte externa de la oreja con una toalla, y luego repita el proceso en el otro oído.

Segundo método: Tratamiento Médico.

1 – Si no puede sacarse el tapón de cera por su cuenta, tiene que acudir a un médico profesional. El médico le dirá en un par de segundos, si lo que tiene es un tapón en el oído, y le realizará un procedimiento rápido para quitar el tapón.

Puede tener los síntomas siguientes:

-Dolores de oído persistentes.

-Audición apagada.

-Sensación de plenitud en el oído.

2 - Para prevenir los problemas de cera en los oídos a largo plazo, su médico le puede sugerir el uso de soluciones específicas que contienen peróxido de carbamida, poner ésta solución de cuatro a ocho semanas.

3 - El medico puede limpiar los oídos, con la ayuda de una pera de goma llena de agua. Para eliminar obstrucciones más grandes en los oídos, pueden hacerlo con la ayuda de un instrumento llamado cureta, o mediante succión.

4 - Si tiene acumulaciones de cera frecuentemente, aconsejamos hablar con su médico o con un especialista en oído, nariz y garganta, es decir un otorrinolaringólogo.

Si no está seguro de lo que le pasa en los oídos, consulte a un médico lo antes posible.

Los otorrinolaringólogos, son los médicos especialistas en los problemas del oído. Éstos aconsejan no limpiarse los oídos con bastoncillos de algodón, ya que los bastoncillos empeoran el problema. En su lugar tiene que utilizar un trapo húmedo para lavar la parte externa de la oreja, o bien enjuagar los oídos en la ducha, de ésta manera el cerumen se reblandece y es mucho más fácil que salga.

No utilice las gotas de agua oxigenada, si tiene un tímpano perforado o un historial de problemas del oído.

Consejos y recomendaciones:

Si tiene una infección de oído o sospecha que tiene un tímpano perforado, consulte a su médico antes de realizar cualquier remedio casero, ya que se podría dañar seriamente los oídos.

La técnica del agua oxigenada no puede utilizarse más de 1 o 2 veces por semana.

No use los remedios caseros que anteriormente hemos explicado en niños menores de 12.

Vídeo con más consejos sobre cómo limpiar el oído: