Los zapatos son una parte muy importante de nuestro vestuario. Llevar los zapatos limpios dice mucho de una persona, podemos deducir que tipo de personalidad tiene. Unos zapatos limpios dan un buen acabado de nuestra presencia. Si nos vestimos muy elegantes pero nos olvidamos de limpiar los zapatos, no luciremos el  traje como deberíamos, son el toque final para estar elegantes.

Limpiar zapatos

En ésta página le explicaremos una serie de trucos y consejos para limpiar los zapatos. Haremos una breve descripción de los métodos de limpieza para cada tipo de calzado.

Como limpiar los zapatos blancos:

Para limpiar los zapatos blancos, como  podrían ser unas deportivas blancas, se necesita:

-Un trapo

-Agua caliente

-Detergente

-Pasta de dientes blanqueadora

-Cepillo de dientes suave

Pasos a seguir:

1 – Empezaremos quitando los cordones de los zapatos, y los pondremos en remojo con un poco de agua tibia con detergente para la ropa.

2 – A continuación, sumergiremos un trapo limpio en el cubo con agua tibia y detergente para la ropa, y lo escurriremos bien para sacar el exceso de agua. Frotaremos toda la superficie del zapato e iremos enjuagando el trapo en el cubo con agua y jabón, para desprendernos de la suciedad.

Frotar zapato blanco

3 - Después de frotar bien los zapatos, pondremos un poco de pasta de dientes blanqueadora en un cepillo de dientes y los cepillaremos suavemente con movimientos circulares.

4 - También pasaremos el cepillo con pasta de dientes por la planta de abajo del zapato.

Zapatos blancos

5 - Cuando hayamos terminado, limpiaremos toda la pasta de dientes del zapato, con la ayuda de un trapo limpio empapado en agua dulce.

6 - Por último quite los cordones del agua mezclada con el detergente, y los enjuaga  en el fregadero con agua limpia.

7 – Dejaremos secar los cordones y los zapatos al sol.

Como limpiar los zapatos de cuero:

Zapatos de cuero

Limpiar los zapatos de cuero es realmente fácil, para limpiarlos se necesita:

-Cepillo blando para zapatos.

-Agua.

-Jabón con PH neutro.

-Crema hidratante incolora para zapatos.

Pasos a seguir:

1 – Si los zapatos tienen cordones, se los sacaremos.

2 - Con la ayuda de un cepillo para zapatos de cerdas suaves, cepillaremos toda la superficie del zapato para quitarle el polvo y la suciedad.

3 – Después prepararemos una solución mezclando dos tazas de agua con un buen chorro de jabón con pH neutro.

4 - Mezcle bien el jabón y sumerja un trapo dentro de la solución. Escúrralo bien para sacar el exceso de agua para que quede ligeramente húmedo.

5 – Con la ayuda del trapo húmedo iremos frotando toda la superficie del zapato de cuero. Iremos enjuagando el trapo dentro de la solución para limpiarlo de suciedad.

Frotar zapatos de cuero

6 - Una vez esté bien frotada con la solución de agua con jabón, la enjuagaremos con la ayuda de un trapo humedecido con agua limpia. De esta manera eliminaremos todo el jabón del zapato de cuero.

7 - Luego con un trapo seco, secaremos todo el zapato.

8 - Por último, aplicaremos una crema incolora hidratante por encima del cuero del zapato, para darle brillo.

9 - Si queremos un efecto aún más brillante, cepillaremos el zapato con un cepillo de cerdas suaves, y luego con un trapo limpio.

NOTA: Si no tiene crema hidratante incolora, también puede utilizar una crema hidratante corporal. Piense que el cuero de un zapato, es piel y tenemos que hidratarla como tal. Una crema hidratante que funciona muy bien es la nivea.

Como limpiar zapatos de gamuza o ante:

zapatos de ante

Normalmente la gente, cuando tiene que limpiar los zapados de ante o gamuza, se ponen nerviosos, porque no saben cómo hacerlo, para limpiarlos necesitará:

-Cepillo para la gamuza o ante, ( si no tiene un cepillo utilizar una toalla).

-Goma para gamuza o ante.

-Trapo limpio.

-Esponja.

-Papel de periódico.

Pasos a seguir:

1 – Primero quitaremos el polvo y la suciedad de la superficie del zapato, con la ayuda de un cepillo para gamuza, o si no tiene, nos ayudaremos con una toalla.

2 - Cuando frotemos los zapatos, con la toalla o el cepillo, lo tenemos que hacer en la dirección del pelo de la gamuza o ante. Esto ayudará a eliminar la suciedad más fácilmente.

Frotar zapatos de ante

3 – Después del cepillado, repasar los puntos sucios, con la ayuda de una goma especial para gamuza. Si no tenemos una goma especial para borrar las manchas de gamuza, podemos utilizar una goma de borrar normal.

4 – Para eliminar los rayones de los zapatos, utilizaremos el cepillo para gamuza.

5 - Si lo que quiere eliminar es una mancha de agua, tendremos que mojar el zapato entero con un trapo humedecido en agua limpia.

6 – Pondremos en el interior del zapato un trozo de papel de periódico o un calzador, para que no se deformen cuando los mojemos.

7 - Con la ayuda de una esponja, absorberemos el exceso de agua que ha quedado en la superficie del zapato.

8 – Una vez se ha eliminado el exceso de agua, pondremos los zapatos a secar, en un lugar que no de la luz solar directa.

9 - Una vez secos, los cepillaremos en una sola dirección con el cepillo para gamuza. De ésta manera despegaremos el pelo de la gamuza.

NOTA: Una vez tenga los zapatos limpios, puede aplicar un líquido protector para gamuzas, de venta en zapaterías.

El líquido protector, la goma especial de crep y el cepillo especial para gamuzas, los puede encontrar fácilmente en zapaterías.

Como limpiar los zapatos de lona:

zapatos de lona

Los zapatos de lona los utiliza muchísima gente, porque son económicos, cómodos y fáciles de cuidar. Para limpiarlos necesitará:

-Agua

-Jabón líquido.

-Cepillo de cerdas suaves.

-Bicarbonato de sodio.

-Cepillo de dientes.

-Papel de periódico.

Pasos a seguir:

1 – Primero de todo quitaremos los cordones y aplaudiremos las suelas para eliminar la suciedad.

2 – Pondremos los cordones en un recipiente, sumergidos con agua tibia con jabón líquido.

3 - Cepillaremos la superficie del zapato, con la ayuda de un cepillo con cerdas suaves. De ésta manera eliminaremos el polvo y la suciedad superficial.

Cepillar zapato de lona

4 - Después, enjuagaremos los zapatos con agua tibia, dentro del fregadero.

5 – Prepararemos una solución, mezclando bicarbonato de sodio, jabón y agua. Lo removeremos bien hasta conseguir una pasta espesa.

6 - Con la ayuda de un cepillo de dientes, fregaremos suavemente la tela de los zapatos con la solución de agua, bicarbonato y jabón que hemos preparado.

7 - Una vez tengamos los zapato bien frotados, los enjuagaremos cuidadosamente en el fregadero con agua fría.

8 – Luego pondremos en su interior un trozo de papel de periódico en blanco, para que no se deformen, y los pondremos en un lugar aireado para que se sequen. Sobre todo no les tiene que dar el sol ni el calor directo.

9 - Por último, quite los cordones del recipiente con jabón y agua, y enjuáguelos. Seguidamente póngalos a secar.

Como limpiar los zapatos de raso:

zapato de raso

Limpiar los zapatos de raso, es una tarea complicada. El satén es un tejido muy delicado que puede dañarse fácilmente. Recomendamos que los limpie un profesional, pero si quiere limpiarlos por su cuenta, necesitará:

-Trozo de trapo de nylon.

-Agua de soda.

-Agua.

-Jabón líquido.

-Cepillo de cerdas suaves.

-Papel de periódico o toallas de papel blanco.

Pasos a seguir:

1 – Con la ayuda de un trozo de trapo de nylon, frotaremos toda la superficie del zapato, con movimientos circulares. De esta manera eliminaremos el polvo y la suciedad.

2 - Si después de esto necesita más limpieza, rociaremos el zapato con agua de soda, y lo frotaremos suavemente con un trapo limpio.

NOTA: normalmente con éstos dos pasos, es suficiente para limpiar unos zapatos de raso.

3 - Si continúan sucios, llenaremos un recipiente grande con agua fría y le añadiremos un par de cucharadas de jabón suave.

4 - Sumergiremos los zapatos dentro del recipiente, y los dejaremos en remojo durante 5 minutos.

5 - Pasados los 5 minutos, los sacaremos de dentro del recipiente con agua y jabón, y los frotaremos suavemente con la ayuda de un cepillo de cerdas suave.

6 - Una vez frotados, los enjuagaremos con agua fría para eliminar todo el jabón que ha quedado en ellos.

7 - Rellenaremos el interior de los zapatos con papel de periódico blanco, o toallas de papel, para que no se deformen.

8 - Los pondremos a secar al aire libre, en un lugar que no les dé el sol ni el calor directo.

Como limpiar los zapatos de charol:

zapatatos de charol

Limpiar los zapatos de charol, es muy fácil y se hace de manera muy rápida, necesitará:

-Vaselina

-Limpiacristales o cera de muebles

-Trapo limpio.

Pasos a seguir:

1 – Pasaremos un trapo humedecido con agua limpia para sacarles el polvo.

2 – Dejaremos secar el zapato y le aplicaremos un poco de vaselina.

3 - Con la ayuda de un trapo limpio, frotaremos toda la superficie para darle un brillo espectacular.

NOTA: Si no tiene vaselina, un truco que funciona muy bien, es aplicar al zapato limpiacristales o cera para limpiar muebles.

Como limpiar los zapatos malolientes:

zapatos malolientes

Los zapatos por lo general tienden a oler mal, independientemente del material con el que estén hechos. Para eliminar el olor de los zapatos necesitará:

-Bicarbonato de sodio.

Pasos a seguir:

1 – Rociaremos el interior de los zapatos con bicarbonato de sodio.

2 – Los agitaremos un poco, para que el bicarbonato quede repartido por toda la superficie.

3 - Deje que reposen durante toda la noche, con el bicarbonato dentro de ellos.

4 – Al día siguiente, sacuda bien los zapatos para quitar el bicarbonato de su interior.

5 – Notará que los zapatos ya no desprenden ninguna clase de olor.

Limpiar los zapatos con productos naturales:

-Con aceite de oliva: Una vez tenemos los zapatos de cuero limpios, aplicaremos una fina capa de aceite por la superficie.

-Vierta un poco de aceite de oliva en un trapo limpio, y aplíquelo por los zapatos.

-El aceite hidrata la piel y le da un acabado fantástico, sin la necesidad de utilizar ceras especiales para zapatos.

Con pan blanco: Con la ayuda de una bola de pan blanco podemos hacer milagros en los zapatos de gamuza, lona y de satén.

-Haremos una bola con la miga del pan blanco y lo utilizaremos como sustituto de la goma de borrar para manchas de gamuza.

-Con el trozo de bola de pan, frotaremos las manchas de los zapatos, a modo de goma de borrar.

Con la piel de un plátano: Para dar brillo a los zapatos de cuero, puede utilizar la piel de un plátano. Tiene que frotar toda la superficie del zapato con la piel del plátano, dejar secar y seguidamente pasar un trapo limpio.

Limpiar con platano

Con aceite de visón: Éste producto es ideal para acondicionar los zapatos de cuero. Una vez tenga los zapados de cureo limpios, aplique un poco de aceite de visón para nutrir e hidratar el cuero.

Jugo de una cebolla: Si no tenemos betún para limpiar los zapatos de cuero, podemos utilizar el jugo de una cebolla como sustituto. Aplicaremos el jugo de una cebolla por todo el zapato, lo dejaremos secar y a continuación le sacaremos brillo con la ayuda de un trapo limpio.

Jugo de naranja: Para limpiar los zapatos de cuero podemos utilizar el truco del jugo de naranja. Cortaremos una naranja por la mitad y la pasaremos por toda la superficie del zapato. Dejaremos que se seque, y luego con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves, cepillaremos el zapato para darle brillo.

Con una patata: Si no tienes a mano crema hidratante para abrillantar los zapatos de piel, una alternativa es frotarlos con una patata. Cortaremos la patata por la mitad y la frotaremos por todo el zapato. Seguidamente con la ayuda de un trapo limpio, frotaremos toda la superficie.

Consejos y recomendaciones:

-Para los zapatos de cuero recomendamos el jabón para sillas de montar. Lo encontrará en tiendas de animales. La cera de abejas, glicerina y aceite de pata de buey, son productos estupendos para limpiar y acondicionar el cuero.

-Si tiene manchas muy difíciles de limpiar en los zapatos de ante, puede intentar frotar suavemente la mancha con un poco de lejía color. Corre el riesgo de que la lejía deje una mancha de color más claro en los zapatos, pero a veces es preferible que tener la mancha.

-Una vez haya limpiado los zapatos de gamuza o de cuero, aconsejamos rocíalos con un protector especial.

-Nunca poner los zapatos en la secadora. El calor puede dañar el pegamento de los zapatos, y despegar la suela.

-Hay mucha gente que lava las zapatillas y zapatos de lona en la lavadora. No lo aconsejamos, porque puede dañar los adhesivos que contienen. Si quiere ponerlos en la lavadora, aconsejamos separarlos dentro de una bosa de tela o una funda de almohada.

-Una solución muy buena para limpiar los zapatos de gamuza o de tela, es mezclando una mitad de vinagre blanco con otra mitad de sal. Frotaremos suavemente la solución con la ayuda de un trapo limpio o de un trozo de algodón. Seguidamente con la ayuda de un trapo humedecido en agua destilada quitaremos la solución de la superficie del zapato.

-No utilice productos químicos como limpiadores de hornos, limpiadores de desagües, limpiadores de baños, o blanqueadores, para limpiar los zapatos. Éstos productos son altamente peligrosos y corrosivos.

-Las toallitas para bebés, funcionan muy bien para limpiar la suela de los zapatos.

-Nunca seque los zapatos al sol. Puede causar decoloración y se pueden agrietar.