Como limpiar monedas

Cómo limpiar monedas

Limpiar monedasHay mucha gente que le gusta tener las monedas relucientes y perfectas. En esta página le daremos una serie de consejos, para limpiar las monedas y obtener unos resultados asombrosos.

La gente acostumbra a coleccionar monedas. Estas monedas están continuamente en circulación, unos las compran, otros las venden, son monedas exclusivas y difíciles de encontrar. Con el tiempo tienden a acumular suciedad y gérmenes, por lo que tenemos que tener especial cuidado con ellas, y limpiarlas bien. Los coleccionistas de monedas, deberían limpiarlas bien para poder guardarlas brillantes y relucientes.

Aconsejamos no limpiar las monedas muy antiguas, o las que se haya podido heredar, ya que limpiándolas lo que hace es reducir su valor a un 90%, por lo que es muy importante no limpiarlas.

Limpiar las monedas no requiere mucho esfuerzo, es muy fácil. El tiempo aproximado que podríamos tardar en limpiar unas 30 monedas, serían de 10 a 15 minutos.

Pasos a seguir para limpiar las monedas:

Agua destilada

 1. Tiene que lavarse las manos con agua y jabón. Con esto conseguirá tener las manos limpias y libres de grasa.

2. Coloque una toalla alrededor del fregadero, que es donde va a limpiar las monedas, por si se cae alguna y  evitar que se dañe.

3. Seguidamente pondremos las monedas debajo del grifo, una a una y las iremos frotando con los dedos con mucho cuidado. Las monedas antiguas, nunca las pondremos en agua del grifo, ya que los minerales que contiene ésta agua, dañarán la moneda y las puede llegar a tintar. Las monedas antiguas se tienen que lavar con agua destilada.

4. Separaremos las monedas, dependiendo del material con que estén hechas, ya que cada material tiene que recibir un tratamiento diferente de limpieza.

  • Las monedas de oro: se limpian con agua muy caliente y jabón.
  • Los peniques: se limpian sumergiéndolos en vinagre unas 24 horas.
  • Las monedas de bronce: suelen ser las monedas antiguas, recomendamos no limpiarlas, pero si quiere hacerlo, siempre con agua destilada, nunca con la del grifo. Otro truco, es deja esta clase de monedas sumergidas en aceite de oliva semana tras semana, hasta que queden limpias.
  • Las monedas de plata: las podemos limpiar con el jugo de un limón, dejándolas allí durante unos seis minutos aproximadamente. También se pueden limpiar con pasta de dientes.
  • Las monedas de plata, cobre y níquel: aconsejamos utilizar agua destilada para limpiarlas, ya que la del grifo las puede dañar. Si estas monedas están muy sucias un truco muy bueno, es frotarlas con vinagre blanco.

5 una vez separadas las monedas por su material, procederemos a limpiarlas. Pondremos las monedas en un recipiente de plástico con agua tibia y un chorro de jabón para platos. No utilizar recipientes de vidrio, porcelana o metal, ya que estas superficies son duras y pueden rayar las monedas. Como hemos dicho anteriormente, siempre tenemos que tener en cuenta en material con el que están hechas, para tratarlas de una manera u otra.

6 Una vez tengamos el recipiente lleno de agua tibia y jabón, cogeremos las monedas una a una y las iremos limpiando con la yema de los dedos, las frotaremos suavemente, primero por los lados y luego hacia el interior, prestando especial atención a la suciedad adherida en ellas. También puede ayudarse con un cepillo pequeño para limpiarlas.

Dependiendo del material de la moneda, oro, bronce, plata, cobre, níquel o monedas muy antiguas, utilizaremos diferentes productos para limpiarlas, como el jugo de un limón, vinagre, pasta de dientes, aceite de oliva, agua destilada. Vea el apartado número 4, y elija el producto para limpiar la moneda

7 Cuando tengamos las monedas frotadas, ya podremos enjuagarlas. Cogeremos moneda a moneda y la pondremos en otro recipiente de plástico lleno de agua destilada y le sacaremos el producto que le hayamos aplicado anteriormente. Siempre es mejor el agua destilada que la del grifo, porque ésta no contiene minerales y está libre de cal. En el caso de no tener agua destilada, utilice agua del grifo muy caliente. Recordamos que con las monedas antiguas nunca utilice agua del grifo, ya que las estropearía, siempre destilada.

8 Para quitar bien el producto que ha aplicado a la moneda, es mejor no frotarla mucho, ya que podría rayarla si es que hay partículas enganchadas en ella, lo mejor es dejarlas en el agua un rato.

9 Procederemos a secar las monedas. Si la moneda la hemos aclarado con agua destilada, la podemos dejar secar al aire libre, ya que el agua destilada está libre de minerales, de cal y  de otras impurezas, por lo que no quedará ninguna mancha en ella.

Si la moneda la hemos aclarado con agua caliente del grifo, la frotaremos suavemente con un trapo suave o un pañuelo. Nunca frotar la moneda cuando esté seca, ya que no podrá eliminar las manchas de agua y puede rayarla.

9 Asegúrese de que las monedas están totalmente secas antes de guardarlas. Si guarda las monedas húmedas pueden sufrir daños con el tiempo. Recuerde que debe manejar siempre las monedas sólo por los bordes.

Sistema de limpieza de monedas con abejas:

Por último cabe destacar a modo de anécdota, un sistema de limpieza utilizado en Corea, en el que se utiliza polen de Acacia para atraer a las abejas, de modo que mediante las trompas, succionan o liban la superficie de la moneda, dando como resultado una superficie limpia, brillante y muy lustrosa. Véase la siguiente imagen para comprender mejor el sistema:

Limpiar monedas con abejas

Consejos:

Aconsejamos utilizar productos no abrasivos para limpiar las monedas, hay muchos productos en el mercado muy eficaces para limpiarlas, estos productos los puede encontrar en tiendas especializadas en la limpieza de moneda.


Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>