Como limpiar un radiador

En los radiadores, se acumula mucho polvo y suciedad, porque están montados de tal manera, en los que quedan muchos rincones escondidos. Para limpiar los radiadores de nuestra casa, simplemente necesitamos un poco tiempo y esfuerzo. En ésta página le explicaremos como limpiar los radiadores y prepararlos para el invierno.

Limpiar radiador

Material necesario:

-Aspiradora.

– Plumero especial radiadores

-Trapo limpio.

-Toalla.

-Trapo para polvo.

-Agua.

-Jabón.

-Un cubo.

-Un palo de escoba.

Si prefiere no limpiarlo y comprar uno barato:

Pasos para limpiar los radiadores:

1 – Con la ayuda de la aspiradora, limpiaremos el radiador de polvo, dejándolo lo más limpio posible. Utilizaremos los accesorios del aspirador para acceder más fácilmente a los rincones escondidos.

2 – Utilice el plumero o fabrique uno, envuelva un trapo para sacar el polvo alrededor de un palo largo, y con la ayuda de una cuerda átelo bien. El trapo lo fijaremos en uno de los extremos del palo.

3 – Ponga una toalla debajo del radiador.

4 – Introduzca el plumero o el palo en la parte interior del radiador, la parte que toca la pared, y mueva el palo hacia arriba y hacia abajo, dejando caer la suciedad y polvo encima de la toalla que tenemos extendida en el suelo.

plumero radiador

5 – Repita este proceso en cada sección del radiador. No se preocupe por la suciedad que caiga en el suelo, la toalla se encargará de atraparla toda.

6 – Una vez hemos sacado el polvo del radiador, llenaremos un cubo con agua tibia y le añadiremos jabón líquido.

7 – Humedeceremos un trapo con la solución y lo escurriremos bien, ya que lo queremos ligeramente húmedo.

8 – Limpiaremos el exterior del radiador con el trapo húmedo, y seguidamente lo secaremos con un trapo seco para que no se oxide. Si nos cuesta mucho secar el radiador, podemos utilizar un secador de pelo.

NOTA: a la solución que hemos preparado de agua y jabón, se le puede añadir un chorrito de amoniaco. Ésto le dará un toque más brillante al radiador.

Recomendaciones:

Pase frecuentemente la aspiradora por los radiadores para que no se acumule el polvo.

-Aconsejamos limpiar los radiadores en verano.

Si los quiere limpiar en invierno, asegúrese de que estén apagados y se hayan enfriado por completo.

Para radiadores muy sucios, aconsejamos utilizar aire comprimido para sacar la suciedad.

Los cepillos circulares de palo largo, son muy útiles para limpiar las zonas inaccesibles de los radiadores.

Si queremos limpiar los radiadores muy profundamente, los podemos quitar de la pared, pero hacer éste proceso no es tan sencillo, ya que se tienen que desconectar y drenar. Este proceso puede causar problemas en el sistema, por ello aconsejamos limpiarlos sin desmontarlos de la pared.

Para quitar las manchas de óxido, utilizaremos aguarrás. Con la ayuda de un trapo seco, aplicaremos aguarrás en las manchas de óxido. Seguidamente enjuagaremos la superficie afectada con agua y la secaremos.


Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>