Limpiar chaqueta de cueroMucha gente se pregunta cómo se puede limpiar una chaqueta de cuero por dentro. En esta página os daremos una serie de consejos para limpiar una chaqueta de cuero.

Las chaquetas de cuero son una pieza de vestir muy importante en los meses de invierno, estos nos protegen del frío y mantienen nuestro calor corporal. En esta página os daremos unos trucos prácticos y fáciles para limpiar las chaquetas de piel. De esta manera conseguiremos mantener la chaqueta limpia y con buena apariencia, temporada tras temporada.

Productos necesarios para la limpieza exterior de una chaqueta de cuero:

- Cubo.

- Agua caliente.

- Jabón suave o detergente.

- Esponjas.

- Trapos suaves.

- Acondicionador de cuero.

Pasos para limpiar el exterior de una chaqueta de cuero:

Las chaquetas de cuero sólo deben limpiarse cuando sea necesario. Nosotros aconsejamos limpiarlas una vez al año, si estas han tenido un desgaste típico de temporada.

- Llene un cubo con agua tibia y añada al agua una pequeña cantidad de jabón o detergente suave.

- Mezclar bien la solución.

- Humedezca la esponja o trapo suave, con el agua y jabón que hemos preparado.

- Limpie suavemente la superficie de la chaqueta, no la frote, simplemente pase el trapo con delicadeza.

- Enjuague la chaqueta con agua. Humedezca un trapo suave o una esponja con agua y limpie toda la superficie de la chaqueta, para eliminar cualquier resto de jabón.

- Limpie o seque la superficie de la chaqueta con una esponja o un trapo seco, de esta manera eliminaremos cualquier resto de humedad.

- Cuelgue la chaqueta para que se seque del todo.

- Una vez este la chaqueta seca, aplicar un acondicionador de cuero para mantener la piel suave y flexible. Siga las instrucciones del fabricante para la aplicación.

Chaqueta de cuero

Cómo limpiar el interior de una chaqueta de cuero

Productos necesarios para la limpieza interior de la chaqueta:

-  Aerosol refrescante.

- Cubo.

- Agua caliente.

- Jabón de lavandería.

- Esponjas.

- Trapos suaves.

- Vinagre, (opcional)

- Bicarbonato de sodio, (opcional)

Pasos para limpiar el interior de una chaqueta de cuero:

- Empezaremos limpiando el forro de la chaqueta, con la aspiradora. Aspiraremos suavemente el interior de la chaqueta, para conseguir eliminar restos de suciedad y olores. Una manera muy buena de hacerlo, es teniendo la chaqueta colgada de una percha e ir aspirándola.

- Seguidamente tenemos que ver si la aspiradora ha hecho su trabajo y vemos el forro de la chaqueta limpio y sin suciedades.

-  Una vez el forro esté aspirado, rociarlo con un spray refrescante, para quitar malos olores como  el febreeze.

- Si después de haber aplicado el spray, los malos olores siguen presentes, o si desea una limpieza más profunda del interior de la chaqueta, procederemos a un lavado ligero del interior de la chaqueta, para ello siga los pasos que le recomendamos a continuación.

Pasos para un lavado más intenso del interior de una chaqueta de cuero:

- Llene un cubo con agua tibia.

- Agregue al agua tibia una pequeña cantidad de detergente para la ropa, una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio o la mitad de una taza de vinagre, No añada mucho producto ya que lo que conseguirá es que las sustancias se neutralicen entre sí y no tengan efecto.

- Remueva el agua para mezclar bien el detergente para la ropa. Cuando se empiece a ver la espuma, es que ya está bien mezclado.

- Sumerja la esponja en el agua jabonosa y escúrala bien. Si no escurre bien la esponja, podría saturar de agua la chaqueta y esto podría afectar a la apariencia del otro lado de la chaqueta.

- Limpie el interior de la chaqueta con la esponja húmeda del producto que hemos preparado.

- Siga con una esponja seca o un paño seco para eliminar cualquier exceso de humedad.

- Haga este procedimiento en pequeñas secciones, hasta que el forro esté totalmente limpio.

- Enjuague el producto que ha aplicado anteriormente con una esponja húmeda de agua fresca y limpia, No hace falta frotar, simplemente pasar la esponja suavemente.

- Siga de nuevo con una esponja o un trapo seco, para volver a secar el interior de la chaqueta.

- Colgar la chaqueta en un área abierta y dejar que se seque completamente antes de guardarla.